Este sitio ha sido construido utilizando Site Build It! v2.0 - Hablas español? Entonces el SBI puede que sea ideal para tí: ahora mismo me deja trabajar en la comodidad de mi propio hogar, así como otro miles de SBI!

SBI!


El contenido de este sitio está protegido por Copyscape. Por favor no utilice el contenido de este sitio sin el permiso expreso del autor. Para más información haga clic en la bandera que se encuentra a continuacion.

Protected by Copyscape Online Plagiarism Software

Directrices básicas para tu dieta de control de la diabetes

Existen unas cuantas directrices generales que debes de tomar en cuenta cuando estás buscando una dieta de control de la diabetes. Antes de llegar allí, déjame que te diga de una vez que antes de que te decidas alterara tu dieta es prudente consultar con tu nutricionista para trabajar juntos en un en un programa.

 

Tienes que tener en cuenta no hay dos personas con el nivel exacto de diabetes y todos responden en una forma única a cantidades diferentes de carbohidratos, grasas y proteínas. Sacando esto del camino, veamos algunos pros y contras de una dieta de control de la diabetes.

Hablemos primero de carbohidratos, porque están considerados por los diabéticos como malos y no es necesariamente cierto. Cuando los digieres, liberan cantidades de glucosa en el flujo sanguíneo. A primera vista esto se ve como un gran no para los diabéticos, pero hay una distinción que tienes que tener en cuenta.

Los “carbohidratos saludables” liberan lentamente y gradualmente glucosa en la sangre. Están bien si monitoreas con cuidado su consumo. Recuerda que estás buscando un balance: necesitas algunos carbohidratos para que puedas prevenir las fluctuaciones de tu nivel de azúcar.

Lo buenos carbohidratos son: vegetales crudos y frutas, legumbres (judías verdes, guisantes, lentejas, etc.), granos enteros con mucha fibra y productos lácteos bajos en calorías.

Sin embargo deben de evitarse lo más posible los carbohidratos que liberan glucosa rápidamente en la sangre: evita el azúcar, pan blanco, arroz, pasteles y cereales de desayuno con poca fibra.

Evita el alcohol, porque deshidrata el cuerpo.

Pero lo más preocupante son las grasas. Las grasas saturadas son el peor enemigo del diabético. El aumento del nivel de colesterol y el riesgo de enfermedades cardiacas, algo a lo que ya los diabéticos son sensibles. Deben de ser evitados productos animales, tales como crema, queso y leche entera, así como meriendas saladas y carnes rojas. Están bien las grasas no saturadas: la mayoría de los aceites de cocinar (excepto el de palma), mantequilla con colesterol regulado, nueces naturales sin sal y pescados grasos ricos en ácidos grasos omega-3 (salmón, atún, arenque y sardinas). Para obtener mejores resultados deberías de comer pescados grasos una vez por semana.

Por último proteínas: mientras que algunas dietas fomentan el consumo de proteínas, no son generalmente recomendadas para los diabéticos. Los doctores generalmente recomiendan que las proteínas sólo constituyan un 20% de tu consumo diario de calorías. Te repito es de vital importancia que busques un patrón balanceado en tu dieta.

diabetes control dietA parte de monitorear estos nutrientes en tu dieta de control de diabetes, se aconseja consistentemente en horas fijas del día, pero hay que variar lo que comes para que recibas todos los nutrientes que tu cuerpo necesita para mantener un balance saludable en tu nivel de azúcar en la sangre.

También es de vital importancia que los diabéticos se ejerciten: sólo un leve programa de ejercicios diario puede hacer maravillas, así que no hay necesidad de esforzarte mucho. Concéntrate en tipos de comida que tengan mucha fibra: legumbres, frutas y avena alta en fibra son ideales. La fibra no se digiere pero bajan el colesterol y retarda el proceso de la absorción de la glucosa por la sangre. 

Consume vegetales con cada comida y come de 2 a 5 porciones de fruta al día. No dejes de verificar con  la tabla de índice glucémico, porque algunas frutas (como por ejemplo los bananos) tienen una escala más alta que otras.

 

Finalmente, cabe señalar que las plantas de stevia –a parte de otros beneficios de la stevia - no tiene ni calorías ni grasas, un índice glucémico de cero y quita los antojos. Cuando consultes con tu doctor o nutricionista, asegúrate de preguntarles el papel que juega la stevia en tu dieta. Recuerda que, ¡ser diabético no te debe prevenir de disfrutar la dulzura de tu vida aquella que tanto te mereces!

 





Regreso a Diabetes y Stevia
Regreso a Inicio Stevia